Hace unos días recibí un comentario en un cuento que postie hace tiempo: La trampa del Chaneque, donde una chica llamada Frida me preguntaba diversas cosas sobre estas criaturas, ha continuación transcribo mi respuesta:

No es un duende es un CHANEQUE, estos devienen de la tradición prehispánica mexicana, diversos grupos como los nahuas, olmecas o popolucas consideraban a los chaneques como seres divinos que protegian la naturaleza, mientras que los duendes mas bien pertenecen a la tradición europea, aunque se puede decir que tienen diversos paralelismos como su tamaño, el hecho de ser seres mágicos, sus hábitats, etc.
Se dice que habitan en zonas selváticas, montes o bosques, posiblemente cerca de donde hay agua.
Sobre si son buenos o malos eso depende mucho de las creencias populares como te decía remontándonos a la tradición prehispánica, a los chaneques se les consideraba seres divinos relacionados íntimamente con los ecosistemas por ende benévolos, sin embargo, actualmente la idea más difundida acerca de estas criaturas, es la de que son entes mágicos que se dedican a hacer travesuras, las más comunes esconder cosas y perder a quien transita por sus hábitats, de ahí que cuando no encuentras algo por ningún lado se diga: ?se me hace que fue el Chaneque?, también se dice que si andas en el bosque debes voltear tu camisa al revés así serás inmune a los Chaneques y evitaras terminar perdido.
Se considera que normalmente los niños son quienes tienen contacto con los chaneques pero también pueden relacionarse con los adultos.
Sobre su forma postearé una nota que salió en un periódico local de circulación estatal para que la leas.
Nunca he escuchado sobre como matar a un chaneque, pero supongo que deben ser mortales ya que no existe criatura -por mitológica que sea- que resulte indestructible, habría que investigar sobre eso.
Las descripciones que das de la experiencia de tu hermana y cuñado no me recuerdan mucho a lo que se dice de los chaneques, si vives en un área rural o donde abunda la vegetación podría ser, pero quizás solo es un cuento que ellos se han inventado para asustarte, quien sabe.
Finalmente te diré que como la mayoría de los seres míticos, no existen pruebas contundentes de la existencia de estos seres, pero como dicen por ahí: de que los hay los hay.

Aqui una nota sobre estos seres:

EN COATEPEC, ATRAPAN A UN CHANEQUE (NOTIVER)
En un caso precisamente para la escritora Rosa María Campos, en Coatepec y sus congregaciones es fuerte el rumor de que unos cazadores de armadillos, al poner sus trampas en los cañales allá por Mahuixtlán, cerca del "puente del Diablo" que se ubica entre la entrada al ingenio a la desviación de Tuzamapa, en vez de encontrarse al "toche" (famoso por el sabor de su carnes) estaba encerrado un chaneque.

Dos campesinos, asustados por el aspecto de un hombrecito de cerca de 30 centímetros, con cara de viejo y grandes uñas, ayudados por sus lámparas, le abrieron la trampa para que se fuera, pero el chaneque lejos de huir, se agarró de la pierna de uno de los dos cazadores y no tuvieron más remedio que llevárselo a la casa de uno de ellos.

De nuevo en su jaula, el chaneque sólo gruñe y come frutas y verduras crudas. Su mirada dura y sus pequeñas orejas tienen asustados a quien se atreve a verlo. Si la persona le cae bien, no grita. Si le ce mal, no deja de gruñir. Si le gusta una mujer, se vuelve tierno. A los niños sólo los mira y al aparecer es a los único que les teme.

Puede usted decir que estamos haciendo una metáfora de un político de Coatepec, pero no es así. Los que dan la versión dicen que la familia del campesino que se lo llevó, se enfermaron, y que actualmente lo tienen en la comunidad de Las Lomas, cerca de Mahuixtlán.

El chaneque o duende es parte de la mitología olmeca, muy arraigada en el sur de Veracruz. Al parecer los rumores en Coatepec siempre se cumplen.

En esta ocasión, el tema del chaneque tal vez sea parte de la superstición popular y sólo se trate de un animal poco común en la región, como un mono; pero está sirviendo para que sea el tema de sobremesa de muchas familias en la región de Coatepec, acompañados de un café y de sus deliciosos panes. Como Coatepec, ya es pueblo mágico puede suceder cualquier cosa.

(via http://www.notiver.com.mx/index.php?id=43066)